El documento “Una Agenda de capacidades para Europa” explica que la población necesita alcanzar un nivel mínimo de capacidades como el alfabetismo digital, numérico y lingüístico, para poder optar a un empleo y participar de forma activa y plena en la sociedad. Además, explica que los estudiantes de cualquier edad deberían tener educadores de calidad para desarrollar estas capacidades, necesarias para el día a día y para el mundo laboral. Este proyecto va dirigido a ambos: educadores y estudiantes, aunque está enfocado principalmente a los estudiantes, y pretende hacer frente, sobre todo, al problema de la brecha en conocimientos financieros que, según qué circunstancias, existe en Europa.

Según los estudios y las encuestas, hay factores que influyen como el nivel de educación, el género, la edad o el poder adquisitivo. Normalmente, en aquellos lugares en el que el poder adquisitivo es más alto, la población desarrolla estas capacidades básicas mejor. Los migrantes normalmente necesitan más apoyo que los nacionales ya que su entorno familiar tiende estadísticamente a tener menos poder adquisitivo.

Se espera que el impacto del proyecto sea a nivel local, regional y nacional, gracias a las actividades de difusión del proyecto. Estas actividades divulgativas tendrán un efecto positivo para concienciar sobre la importancia de mejorar las capacidades digitales y financieras en el día a día.

Objetivos

El proyecto tiene dos objetivos principales.

  1. Aumentar las competencias de los educadores de adultos, para que puedan enseñar conocimientos financieros de una manera didáctica, mediante la creación de un recurso educativo abierto. Este curso se titulará “Finanzas para el día a día”.
  2. Mejorar el potencial financiero de estudiantes, mejorando sus capacidades digitales y financieras, definidas como la combinación de concienciación, conocimientos, habilidades, actitud y comportamientos necesarios para alcanzar la estabilidad financiera y la correcta utilización de los recursos.

¿A quién va dirigido?

  • Educadores de adultos

    Incluyendo también a profesores de entornos no formales, centros de educación para adultos, centros sociales y asociaciones de voluntarios.

  • Estudiantes de entornos menos favorecidos

    Personas sin empleo, que viven en áreas rurales o en lugares con un bajo poder adquisitivo, personas con un bajo nivel educativo.

Países participantes

Grecia
Italia
España
Polonia
Austria
Rumanía

Para más información, ¡visita la página web del proyecto!

EL PROYECTO ACABA EN

0Semanas0Dias0Horas0Minutos0Segundos